¿Y tú? ¿Pierdes candidatos por el camino?

¿Y tú? ¿Pierdes candidatos por el camino?
banco de Imágenes gratuitas gratisography.com - Autor: RYAN MCGUIRE
16 abril, 2015

Quizá no lo sepas o te quedes sin argumentos cuando tus procesos se alargan más de lo deseado y tu Organización te pregunta cómo es posible que con una tasa de desempleo tan alta, no encuentres el talento que te demandan.

Es incongruente ¿verdad?. Debería de ser sencillo cubrir hoy en día las necesidades de nuestras organizaciones y una vez abierto el proceso, con cientos, en ocasiones miles de curriculum recibidos, ser capaces de cerrarlo en unos días.

Entonces ¿qué está ocurriendo?. Muchos son los motivos por los cuales el talento deseado no se siente atraído hacia nuestra marca. Sí, es cierto que nuestra base de datos crece y crece a diario, pero en ocasiones no se corresponde con el target deseado, no se adapta a nuestros requerimientos, no encaja en nuestra cultura corporativa por lo que al final el proceso se convierte en un verdadero reto, el de “encontrar una aguja en un pajar”.

Te preguntarás ¿Por qué nuestro talento no se acerca a nosotros?. Pues bien, posiblemente se haya acercado, se haya interesado por ti pero lo que ha visto, lo que ha encontrado, lo que ha oído no le satisface y te ha borrado de sus pensamientos. Hemos perdido la oportunidad de encandilarles, seducirles y atraerles hacia nuestra marca.

Mil grietas, pequeñas en ocasiones, pero grietas, van provocando que nuestra marca no goce de buena reputación entre el talento que queremos atraer. Grietas por las que dejamos escapar el talento que buscamos, y a su vez, grietas por las que se cuela el talento que nos abandona.

Así que te invito a que te cuestiones:

¿Gozas de buena reputación en el mercado laboral?

¿Los colaboradores que abandonan tu compañía la recomendarían a sus colegas?

¿Cuentas con auténticos embajadores de marca o lovesmark en tu organización?

¿Existe una comunidad en torno a tu marca deseosa de trabajar contigo?

¿Eres reconocido en el mercado laboral por tus buenas prácticas en la gestión de personas?

¿Dispones de espacios reales de comunicación con tu talento en los muestres el porqué trabajar en tu compañía?.

Si tus respuestas son un SI rotundo, entonces no tendrás problemas de reclutamiento, estoy segura. Si por el contrario has respondido No a la mayor parte de ellas tienes un serio problema que deberás abordar sin más dilación.

¿Por dónde empiezo?:

Reputación: Una gran grieta que si no abordamos en nuestra estrategia provoca por un lado la fuga del talento interno y por otro, que los candidatos ni tan siquiera se acerquen para conocer qué podemos ofrecerles. En un mundo tan hiperconectado hoy en día, todos tenemos la posibilidad de preguntar a trabajadores y extrabajadores por la gestión de personas, el clima, las condiciones reales, la cultura corporativa…, en definitiva comprobar si es real la imagen que proyectan en sus canales de empleo y ofertas.

Trabajar sobre tu propuesta de valor para el empleado antes de mostrarla, es clave, debe de ser real, sentida. Debes de conocer como se sienten tus empleados, trabajar con ellos, convertirlos en embajadores de tu marca. Sumar comunidades de talento que permanecen ocultas, y crecer juntos fortaleciendo la marca.

Mucho se habla de la importancia de trabajar y gestionar nuestra marca personal y cuidar nuestra empleabilidad, tengas o no trabajo, y ¿qué pasa con la marca empleadora? ¿por qué no trabajamos sobre ella?. Vamos a dos velocidades diferentes, empleados y empleadores, sin sentido alguno.

Canal de Empleo: ¿Cuántos canales de empleo abandonados os habéis encontrado?. Canales planos, poco creíbles, en los que entras y sales en apenas unos segundos. Invertimos en potentes webs para ser competitivos y olvidamos sin embargo que el canal de empleo es el que nutre a la organización del talento necesario para materializar los proyectos estratégicos.

Redes Sociales: Recomendamos abordar este punto una vez tengamos un buen canal de empleo desarrollado. Muchas son las compañías que se suben a las redes sociales olvidando que su canal de empleo es la columna vertebral de su marca empleadora.

Utilizar las Redes Sociales como una gran base de datos en la que buscar candidatos, otro gran error. Las Redes Sociales no son portales de empleo en los que postear nuestras ofertas. Las Redes Sociales son un potente soporte para conectar con nuestro talento. Son espacios de comunicación para mostrar con logros y a través de nuestros empleados los motivos por los que deben de elegirnos. Generar comunidades con la que interactuar, a las que escuchar, con la que colaborar, y crecer en RED. Comunidades en las que identifiquemos ese talento incluso antes de necesitarlo. Es un trabajo que exige estrategia, constancia y al que también debemos de dedicarle tiempo.

Estos son en parte motivos más que suficientes para argumentar esfuerzos y dedicación. Sin embargo los departamentos de selección en los últimos años han mermado argumentando que no hay procesos ni previsión de incorporaciones. Visto así, ¿qué valor aportan?. Creo que el verdadero motivo de existir pasa por la necesidad de reinventarse y argumentar cómo aportamos valor al negocio. Si continuamos dejando perder candidatos por el camino, nos quedaremos desprovistos del talento necesario para materializar y desarrollar proyectos que nos hagan seguir siendo competitivos.

¿Y tú? ¿Estás ya trabajando sobre ello? Anímate y cuéntanos tu experiencia

María Jesús Márquez Brox

2 Comentarios

  1. Gracias Talenca por haceros eco de nuestro post en vuestro Blog ¡esperamos que sea de interés para vuestros lectores!

    María Jesús Márquez Brox

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Datos requeridos *

*