Reclutador ¿Brillas o sientes que te apagas?

Reclutador ¿Brillas o sientes que te apagas?
20 mayo, 2016

Las normas del juego hace tiempo que cambiaron y los procesos de atracción y reclutamiento no volvieron a ser los mismos.

Algunos profesionales despertaron y se pusieron manos a la obra. Convulsionaron sus organizaciones y comenzaron curiosos un camino que aunque al principio recorrieron de puntillas ahora lo hacen con paso firme.

Otros prefirieron seguir siendo espectadores y están aún en la línea de salida, aunque comienzan a sentir, que mientras otros colegas avanzan y ganan en eficiencia, ellos se estacan y con ellos sus procesos.

Lo que está claro, es que hay un nuevo escenario y que no podemos seguir utilizando las mismas herramientas y aplicando la misma fórmula. Postear, filtrar y seleccionar dejan paso a Atraer, Seducir y Conectar.

Si bien en función del tipo de Organización y del perfil del reclutador nos encontramos diferentes escenarios:

1. La Marca Empleadora se come a la Marca Personal del Reclutador.

Muchas organizaciones sustentan toda su estrategia sobre su marca empleadora. ¡Cuidado! Al final se convierte en algo ficticio que con el tiempo se derrumba. Recuerda que para humanizar tu marca, necesitas la voz de tus empleados y profesionales del proceso. Así que te recomendamos que pongas a su alcance los medios y recursos necesarios, que le acompañes en su desarrollo y dejes espacios libres para el aprendizaje, potencies su capacidad de relación y conexión.

Resultado escenario 1: “Atraigo talento fácilmente pero no consigo seducirlo a lo largo del proceso y lo pierdo”.

2. La Marca Personal del reclutador es más potente que la marca Empleadora

El peso del proceso se sustentan por el buen hacer del reclutador. Si como Organización no sigues su estela o la ignoras, con el tiempo volará. Cada vez descubro más profesionales que comienzan a gestionar su marca en el entorno online, y comienzan a brillar por ellos mismos. Una Marca Personal 1.0 y 2.0 potente que pasa desapercibida a los ojos de la dirección con el tiempo acaba marchándose porque se agota de remar contra corriente.

Resultado escenario 2: “Me cuesta mucho atraer talento pero su interés crece conforme avanzamos en el proceso”.

3. Existe un equilibrio entre la Marca Empleadora y la Marca Personal del Reclutador. Es la situación ideal en la que todos ganan, un win-win. Marca empleadora y Marca Personal trabajan juntos por un proyecto común. Se produce en organizaciones innovadoras, abiertas, dispuestas a explorar nuevos caminos, generosas y que apuestan por situar a las personas en el centro de su estrategia.

Resultado Escenario 3: “Marca Empleadora de referencia con una comunidad de talento fiel seducida y a la espera de una oportunidad”

Si como Reclutador sientes que ya no brillas, te sientes estancado y no terminas de conectar con el talento, atento a esta infografía que recoge el papel del nuevo Reclutador que tras este cambio de época que nos ha tocado vivir, se ha reinventado y ahora trabaja en conseguir organizaciones atractivas capaces de seducir al talento y así conectarlo.

el reclutador se reinventa

¿Y tú?, ¿brillas o también sientes que te estás apagando?. ¡¡¡Despierta, es hora de reaccionar!!!

 

 María Jesús Márquez Brox

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Datos requeridos *

*