Blogger Invitado @juancbarcelo: “Creer que todo tiene solución no es optimismo, es talento”

Blogger Invitado @juancbarcelo: “Creer que todo tiene solución no es optimismo, es talento”
Imagen de Google
24 noviembre, 2014

Cuando yo era joven (de esto hace ya unos años) triunfaba una canción de un grupo llamado Golpes Bajos que se titulaba: “Malos tiempos para la lírica”

Pasados los años creo que siguen siendo malos tiempos para la lírica. El panorama actual que nos ofrece el mundo laboral deja poco espacio para la lírica y requiere mucho más de épica.

Por mucho que nos cuenten que todo está muy difícil y lo está, esa no es razón suficiente para bajar los brazos y rendirse; más bien al contrario, es el momento de demostrarnos a nosotros mismos y a las empresas que no pueden permitirse el lujo de prescindir del talento de tantos trabajadores que son los que al final hacen buena o mala una organización.

Pero el talento es algo que debe ir unido siempre a la voluntad, a la capacidad de sacrificio y a las ganas de demostrar que somos los mejores.

Como años más tarde cantaban Celtas Cortos: “en estos días inciertos en que vivir es un arte”, es el momento de desarrollar nuestro arte y nuestro talento basándonos en otra competencia básica que debe tener hoy todo trabajador que es la resiliencia.

Esa resiliencia es la que nos hará sobrellevar con buen ánimo, optimismo y capacidad de aprendizaje esta complicada situación del empleo en España.

Hoy en día solo aquellas organizaciones que gestionen el talento y que tengan los reflejos suficientes para dotar de empowerment a sus empleados, serán las que sobrevivan a estos malos tiempos para la lírica.

De la misma manera los trabajadores debemos demostrar nuestra resiliencia, debemos esforzarnos por aprender, por convertirnos en proveedores de servicios,  creando nuestra marca personal, diferenciándonos  y dándonos visibilidad con nuestra presencia en redes.

Una organización que no gestione el talento de sus empleados, que no los cuide como el capital más preciado que tiene ( el capital humano), que no permita pensar y expresarse con libertad a aquellos, es una organización condenada a morir.

Un trabajador o un desempleado que no gestione su marca personal, que no cuide su imagen, que no sea resiliente está también condenado a morir (profesionalmente).

Talento y resiliencia, dos competencias que han de ir unidas en estos tiempos.

Y para terminar con este post tan “musical” que me ha salido, un deseo de esperanza, porque estoy seguro como decía Rosana que  “llegaremos a tiempo”.

Llegaremos a tiempo para ver esas empresas en las que la gestión del talento sea el primer punto de su cultura de empresa, su capital humano sea su motor a través del empowerment de sus empleados y las redes sociales sean su forma de comunicación interna y externa. Organización 2.0

Y llegaremos a tiempo también para ver como los trabajadores llegaremos al talento a través de la resiliencia, creando nuestra marca personal, aceptando el modelo actual de trabajo flexible, por objetivos y proyectos, y teniendo presente, que todos, todos, tenemos algún talento. Trabajador 2.0

Y recuerda:

Copia  de Nueva imagen

¿Cómo creéis vosotros que cambiaría la motivación de un trabajador si su empresa hiciera una buena gestión del talento? 

Juan Carlos Barceló

Juan Carlos BarcelóLicenciado en Humanidades, Máster en Dirección de Recursos Humanos por la UCM cuenta además con un Máster en Marketing y Comunicación Digital por el IMF Buissnes School. Consultor y Formador en Recursos Humanos 2.0 y Marketing Online. Profesor de Recursos Humanos 2.0 y Redes Sociales en varias Escuelas de prestigio como en el IMF Business School, y en el Inesdi Digital Business School. Juan Carlos Barceló cuenta además con una dilatada experiencia como formador impartiendo cursos  in company a empresas en Reclutamiento 2.0, Redes Sociales y Habilidades Directivas. Autor del Manual de Emprendimiento y del Manual de RRHH 2.0 para IMF Business School, Coautor del libro “Claves para ser eficiente y eficaz”. Ed. Altaria, cuenta además con un blog redeshumanas20.com donde escribe sobre el mundo de los Recursos Humanos y su conjunción inevitable y necesaria con las redes sociales. Puedes contactar con Juan Carlos a través de su cuenta de twitter o su perfil en LinkedIn.

Libro Juan Carlos Barcelo

2 Comentarios

  1. La contraparte a esto es; ¿cómo hacer para que los reclutadores no encasillen a un profesional por sus empleos anteriores?, tengo experiencia como Gerente de Investigación y Desarrollo y Gerente de Tecnología de Procesos en dos compañías totalmente diferentes; estos son los títulos de mis puestos pero tengo una amplia experiencia en todas las áreas técnicas de la Industria, como mis puestos dicen “Investigación y Tecnología” y hay tan poca en México, llevo meses buscando oportunidades y los reclutadores no abren su mente a que puedo ser “Gerente de Calidad, Aseguramiento, Producción, etc”, si aplico a posiciones menores para tener empleo y crecer dentro de la organización; me dicen que va a ser temporal y que cuando encuentre lo que realmente busco “Gerente”, los dejare y ellos quieren personas que se queden largo tiempo, total no hay forma de conseguir un empleo. Saludos

    • María jesús Marquez

      Lo verdaderamente importante es que pongas foco y muestres en qué eres especialmente bueno. En tiempos de baja demanda tendemos a abrir y a dispersar nuestro saber hacer. Y no dudo de si eres capaz o no de realizar otras funciones diferentes a las hechas hasta ahora porque reúnas o no, las competencias necesarias. Hablo de que busques realmente proyectos afines a tus competencias y capacidades y que seas capaz de mostrárselo en la entrevista. Busca tus puntos fuertes, diferenciarte del resto de candidatos, y concentra todos los esfuerzos en cuantificar tus logros, aquellos que te acerquen a las competencias y requerimientos de la oferta y del puesto.

      Gracias Jorge por tu aportación. Espero que cuando llegue esa oferta que buscas y en la que sabes que serías el mejor, tus actos y discurso a lo largo del proceso te conviertan en el candidato ideal.

      Un saludo,
      María Jesús Márquez

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Datos requeridos *

*